Hiperhidrosis es el término médico para la sudoración excesiva y anormal. En algunos casos, ni las modificaciones en el estilo de vida ni los antitranspirantes de receta funcionan, por lo que es necesario un manejo alternativo.

El tratamiento con Botox ha sido aprobado por la FDA para personas que sudan excesivamente de sus axilas y pueden ser administrados de manera segura y efectiva. Requiere múltiples inyecciones que se deben repetir entre los 4 y 12 meses.

Además, ahora tenemos fractora el cual utiliza micro agujas combinadas con radiofrecuencia para destruir las glándulas sudoríparas, eliminando la sudoración y el mal olor. Usualmente solo se requiere un tratamiento.

request an appointment