PEELING

La exfoliación es una parte esencial de un régimen de cuidado de la piel saludable. La exfoliación elimina las células muertas de la capa más superficial de la piel para revelar la piel más joven y fresca debajo. El desprendimiento de estas células muertas ayudará a nivelar la apariencia del tono al mismo tiempo que elimina la suciedad y el aceite que obstruyen los poros.

El “peeling facial” corrige las arrugas finas, medias o profundas, el acné activo, leve o moderado, el foto-envejecimiento, el envejecimiento cutáneo, la flacidez, la piel fina y rugosa, la piel grasa y las manchas cutáneas, entre otros.